¿Qué cambios has tenido en tus hábitos de compras? Por: Santander Banco

Introducción

Con la llegada de la pandemia, las personas cambiaron algunos de sus hábitos con la finalidad de cuidar de la salud. Algunos de estos hábitos llegaron para quedarse, entre ellos el uso de las tarjetas de crédito y débito como forma de pago en sustitución del dinero en efectivo.

Banco de México realizó una encuesta telefónica en el año 2020 donde se arrojaba cómo antes de la pandemia el 96% de los encuestados hacía uso constante del dinero en efectivo como medio de pago; a partir de la contingencia sanitaria, el uso de esta forma de pago bajó a 86%.

Sin duda, estos nuevos hábitos exigen mayor seguridad y una mejor experiencia para sus usuarios, lo que ha generado una evolución en las tarjetas de crédito y su tecnología.

Candados de seguridad en las tarjetas de crédito y débito actuales

En México, hasta hace unos años se han realizado modificaciones a las tarjetas de crédito y débito para mejorar su seguridad. Sin embargo, los plásticos aún contaban con medidas de seguridad obsoletas que por el contrario, ahora facilitaban la vulneración de los datos. En seguida se enumeran algunas de estas características que cayeron en desuso y que se convirtieron más bien en detalles estéticos:

1. Datos de la tarjeta. La manera de identificar que una tarjeta era propiedad de quien la presentaba, era mantener en ella el nombre del tarjetahabiente y por supuesto, los datos de la tarjeta. Pero ahora, mantener toda la información en el plástico es una gran desventaja, ya que se puede hacer uso de ella en las compras en línea sin comprobar la identidad de quien la usa.

2. Relieve. Por los años de 1970 se pasaban los plásticos por un rodillo que imprimía a presión los datos en papel, necesarios para obtener tres comprobantes de la transacción. Uno se entregaba al comercio, otro pertenecía al banco y el tercero era para el titular de la tarjeta.

3. Banda magnética. A pesar de que se incluyó como un elemento de seguridad, es vulnerable a pérdidas de la información o a que ésta sea copiada o clonada. Este elemento quedó en desuso al agregarse un chip a la tarjeta y el uso del PIN o NIP para aprobar los cargos en las tarjetas.

Evolución de las tarjetas de crédito y débito en México

Tarjetas digitales

Los cambios y reforzamiento en las tecnologías de las tarjetas de crédito y débito han sido recientes. Fue apenas hacia el 2019 cuando en México los bancos comenzaron a implementaron las versiones digitales de las tarjetas físicas. En ese año se realizaron las primeras promociones que incentivaban la activación y uso de las tarjetas digitales, teniendo como punto focal el CVV dinámico, que cambia con cada compra para proteger este dato sin el cual, las transacciones en línea no son posibles.

Tarjetas sin números

Posteriormente, hacia marzo de 2020, Santander lanzó en México las primeras tarjetas fisicas sin número, sin el nombre del titular a la vista ni CVV. Esta acción se realizó en conjunto con MasterCard. Mientras tanto, en España ese mismo año, también se lanzaban las primeras tarjetas sin números por parte de VISA.

El objetivo de ambas iniciativas claramente va encaminada a proteger la información de los tarjetahabientes en dos vertientes: la primera, eliminar de la vista la información sensible de los titulares de las tarjetas para evitar la clonación al pagar en tiendas y comercios físicos, además de disminuir el uso sin aprobación del titular o en caso de robo o extravío. En segundo lugar, ofrecer mayor protección en las compras en línea y evitar de igual forma el mal uso intencionado en caso de robo o extravío de tarjetas.

Pagos sin contacto

Sin embargo, hay otro cambio en los plásticos que llegó a México pero pasó desapercibido: los pagos contactless o sin contacto con la tecnología NFC (Near Field Communication) que permite realizar la transacción de forma física con solo aproximar la tarjeta o el celular al dispositivo de cobro. Esta forma de pago llegó a México en 2017 con la compañía VISA.

Para 2020, con la llegada de la contingencia sanitaria, apenas sólo el 50% de las terminales en México estaban habilitadas para pagos sin contacto. Se esperaba que durante la pandemia, con fines sanitarios, se incrementara su uso. En agosto del 2021, MasterCard anuncia una alianza con GetNet y Santander para impulsar esta forma de pago. Su objetivo es que 1 de cada 3 pagos que se realicen, sean contactless, ya que hasta ese momento, sólo el 1% de los pagos con terminal eran realizados con tecnología sin contacto.

Más cambios y más seguridad

Afortunadamente, vienen más cambios en las tarjetas de crédito y débito para reforzar aún más la seguridad. En agosto de 2021, MasterCard comunicó que está próximo a desaparecer las bandas magnéticas de sus plásticos. De hecho, se planea que para el año 2024 en Europa, las tarjetas con banda magnética comiencen a desaparecer.

Aún no se sabe cuándo se implementará este cambio en México, sin embargo, MasterCard comunicó que su plan es que en 2033 ya no existan circulando sus plásticos con banda magnética. A este respecto, es el único proveedor de tarjetas que ha declarado este cambio.

Otro cambio próximo es la integración de sensor dactilar en el plástico para aprobar las transacciones con biométricos, lo cual vendría a sustituir el NIP. Esta tecnología, además de reforzar la seguridad ayudaría a mejorar la rapidez de los movimientos. Un ejemplo de esta tecnología que se está gestando, lo presentó Samsung este 2022.

Seguridad para temporalidades comerciales

Aunque la tecnología ofrezca mayor seguridad en transacciones con tarjetas de crédito y débito, forma parte de las tareas de la banca y las emisoras de plásticos recordar a los tarjetahabientes las medidas que se deben tomar para evitar ser víctima de fraude en temporalidades de alta facturación como HOT SALE. Entre los puntos a destacar, se encuentran:

Para compras en línea

  • Motivar el uso de las tarjetas digitales, que ofrecen el CVV dinámico cuya función es proteger sus datos y evitar que sean usados de forma ilícita una segunda vez.
  • Verificar que el sitio web sea de confianza y cuente con el “https” en la barra de direcciones.
  • Evitar dar clic en correo electrónico o SMS que ofrezcan cupones, descuentos y ofertas sospechosas para evitar el robo de datos.
  • Usar plataformas de pago de confianza que además, ofrecen garantías y protección al comprador.

Para compras físicas

  • Solicitar a su banco emisor una tarjeta sin números al frente para mantener oculta la información sensible a primera vista.
  • Bloquear las tarjetas si están en desuso a través de las apps bancarias y activarlas únicamente cuando se vayan a usar, evitando transacciones indeseadas en caso de robo o extravío del plástico.
  • Evitar entregar la tarjeta a la persona que va a realizar el cobro, y en caso de suceder, nunca perderla de vista.
  • Motivar el uso de los pagos sin contacto en comercios y establecimientos físicos, que asegura que la tarjeta no caiga en manos de terceros.

Aprovecha del 23 al 31 de mayo para encontrar las ofertas de Santander en HOT SALE