Por: UPS

La belleza y el cuidado personal es lo de hoy, inmersos en el confinamiento y el trabajo remoto, las personas se preocupan cada vez más por su salud y autocuidado, lo que ha llevado al maquillaje a situarse dentro del top de ventas en línea desde el año pasado, con un especial interés por cosméticos orgánicos y libres de crueldad animal.

Contrario a lo que muchos pensarían, la pandemia nos ha abierto un mundo de posibilidades para seguir conectados, la experiencia de crear nuevos looks y sentirse bien, ya sea desde un intercambio de experiencias por videollamada, tips de autoestima que priorizan el cuidado personal o siguiendo las tendencias en redes sociales, ha llevado a que la demanda de maquillaje en México crezca exponencialmente; según la CANIPEC, las exportaciones de cosméticos de México sumaron 338 millones de dólares en 2020, manteniendo una tendencia a la alza, incluyendo exportaciones de preparaciones de belleza, maquillaje y cuidado de la piel.

Estas tendencias también ponen en la mira a productos mundiales como el K-beauty, pues se estima que desde 2018, la exportación de productos de belleza coreanos creció 26.6%, según información de Korea Customs Service. Al mismo tiempo que el consumo de cosméticos aumenta, también crece la tendencia de consumir productos “sostenibles” con ingredientes naturales, libres de químicos agresivos, desechos e incluso se busca que los embalajes sean reciclables.

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el interés por comprar artículos de belleza y cuidado personal en línea incrementó en México un 11% durante la pandemia. Esto es una gran oportunidad y también un reto para que las marcas de cosméticos mejoran la experiencia para el cliente, ya que las mujeres al comprar maquillaje en línea toman en cuenta tanto la formulación del producto como el empaque.

Este mismo estudio también reveló las preocupaciones principales de los consumidores digitales al comprar productos que pueden ser frágiles como puede ser el caso del maquillaje compacto, sombras o labiales, pues hasta el 33% se preocupa de que su pedido no llegue dañado o maltratado, el 17% está pendiente de los tiempos de entrega y un 3% verifica que el proceso de devolución no sea lento o complicado.

La cosmética sostenible gana un mayor posicionamiento y también abre la posibilidad de exportar productos que se obtienen naturalmente en México, ya que según datos de la Secretaría de Economía, las exportaciones mexicanas de cosméticos abarcaron un 71% en Estados Unidos, 4.4% en Guatemala, 3.4% en Colombia y 2.7% en Chile (2.7%).

La oportunidad para las empresas que fabrican y/o exportan maquillaje, o para las mujeres que emprenden desde casa, está en la velocidad de sus entregas y que el empaque y producto lleguen en perfectas condiciones; aliados logísticos como UPS brindan soluciones desde la recolección, entrega o devolución de los envíos, para garantizar que los productos lleguen en buenas condiciones, brindando asesoría y respaldo para quienes desean impulsar su negocio.

Todo esto, para que durante la próxima compra de maquillaje, no sea una preocupación el que los artículos lleguen completos, pues según el análisis de mercado de la plataforma Picodi, en los estuches cosméticos de las mexicanas caben en promedio ¡hasta 21 productos! La oportunidad de venta de maquillaje, sin duda es lo hoy.