Crabi: La revolución del seguro de auto digitalPor: Crabi

En México, el número de vehículos en circulación ha aumentado de manera considerable en los últimos años. Datos del INEGI muestran un incremento del 324% en el parque vehicular nacional tan sólo en las dos últimas décadas, al pasar de cerca de 15 millones de autos a inicios del año 2000 hasta los 50.5 millones de vehículos a finales del 2019.

De ese parque, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) indica que únicamente el 31% de todos estos vehículos cuentan con algún tipo de seguro de auto. Esto es realmente preocupante, dado que México ocupa la séptima posición a nivel mundial en fallecimientos derivados de accidentes viales.

En México, el costo de un accidente vial ronda entre los $25 mil pesos hasta los $4 millones de pesos, dependiendo de la severidad, los daños materiales y las lesiones causadas. Si tomamos en cuenta que en la república ocurren cerca de 2.8 millones de choques por año, la magnitud de estas pérdidas económicas son considerables y se estiman en alrededor de 1.7% del Producto Interno Bruto del país.

Éstas cifras son impresionantes, de ahí que el Gobierno haya implementado desde el año 2016 el requisito obligatorio de contar con un “Seguro de Responsabilidad Civil Vehicular”, el cual entró en vigencia a nivel nacional en enero del 2019. A pesar de ello, la penetración de este tipo de productos en el país aún es muy baja.

¿Por qué los mexicanos no aseguran su auto?

Este fenómeno se debe a cuatro factores principales: la cultura, el desconocimiento sobre su funcionamiento, la desconfianza en las compañías de seguros y los altos precios de los seguros tradicionales.

En México prevalece la idea de que un seguro de auto no es necesario, porque los conductores piensan que nunca les va a pasar nada. Esto provoca que la cultura de la previsión, el ahorro y la estabilidad económica sea prácticamente nula. Cambiar esta forma de pensar entre los conductores es uno de los principales retos que deben enfrentar tanto las aseguradoras como las instituciones de gobierno.

Por otra parte, a pesar de la abundante cantidad de información, muchos conductores aún desconocen el funcionamiento básico de los seguros de autos. Esto se debe a que la terminología que utilizan las compañías de seguros para comunicar las características, funcionamiento y ventajas de sus productos es muy técnica y complicada. Esta situación provoca cierto nivel de desconfianza entre los usuarios, ya que al adquirir un seguro de auto, no saben a ciencia cierta qué es lo que este les ampara. Más aún, muchos usuarios tienen dudas sobre si la aseguradora les va responder en caso de sufrir un accidente automovilístico.

Finalmente, los modelos de comercialización y procesos de contratación de las principales aseguradoras se basan en esquemas de comisiones que incentivan la venta de pólizas más caras, en beneficio de intermediarios como los agentes o brokers de seguros y en detrimento de los conductores, quienes cada vez deben pagar precios más caros para asegurar sus autos.

Crabi: El primer Seguro de Auto Digital en México

Crabi, nuestra startup tecnológica de origen tapatío, surgió como una solución disruptiva e innovadora para resolver estos problemas y para democratizar el acceso a este tipo de productos. Nuestra apuesta es simple, queremos ofrecer un seguro de auto digital a la medida de las necesidades del usuario, fácil de entender, honesto y con los precios más accesibles del mercado.

Haciendo uso de avances tecnológicos como el cloud computing, big data y el machine learning, nuestra Crabi ha creado el primer seguro de auto 100% digital de México. A través de una aplicación amigable e intuitiva, damos a nuestros usuarios el control completo sobre su seguro de auto para que puedan cotizar, personalizar, contratar, consultar, gestionar y renovar su póliza de forma rápida, clara y segura, sin la necesidad de depender de intermediarios.

Al ser una aseguradora digital, podemos prescindir de muchos gastos y costos innecesarios como la renta de oficinas, el pago de comisiones a intermediarios, etc. Así, preferimos trasladar todos estos ahorros a nuestros clientes con precios personalizados y hasta un 50% más competitivos que en el mercado. En Crabi buscamos a los mejores conductores y si eres uno de ellos podrás beneficiarte de descuentos adicionales al momento de renovar tu seguro.

Por otra parte, nos hemos enfocado en eliminar las barreras de atención a nuestros clientes, y para ello también aprovechamos la tecnología con el objetivo de brindar una atención rápida y personalizada a través de distintos canales digitales. Nuestros equipos de Atención a Clientes y de Atención en Siniestros se encuentran tan solo a un click de distancia y listos para atenderte con una actitud empática, proactiva y resolutiva. Ya son miles de usuarios quienes han compartido opiniones muy positivas respecto a nuestros servicios y nivel de atención en sitios independientes de agregación de reseñas como TrustPilot.

Crabi es una aseguradora sólida y confiable ya que cuenta con el respaldo económico de Swiss Re, una de las compañías reaseguradoras más importantes y reconocidas a nivel internacional, la cual cuenta con más de 150 años de experiencia en la industria de seguros. Todas nuestras operaciones y actividades están reguladas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), así como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) y por el Buró de Entidades Financieras

“Cuando contrates tu seguro de auto digital con Crabi, puedes tener la certeza y confianza que te responderemos y haremos lo posible ponerte en el camino lo antes posible.

¡Prueba una nueva experiencia digital en seguros para autos!